El sombreron y la tisigua

La siguiente historia trata sobre el sombreron y la tisigua y me la platicò un señor que viviò en el municipio de jaltenango de nombre Lio.

"Sucedio en la rancheria el porvenir un lugar muy humilde, en el municipio de Angel Albino Corzo, estando de visita en ese lugar debido a que era tiempo de la cosecha del cafè, mi hermanita que tenia entre 4 a 5 años se encontraba jugando en una toma de agua, de repente ella cayò a la toma de agua, mi madre al ver que cayò mi hermanita se asustò y corriò para auxiliarla. Mi madre corriò hacia abajo 20 metros buscando a su hija, ya que ahi hacia un remanso la toma de agua y se encontrò con la sorpresa de que al llegar a ese remanso, un señor vestido de traje de color blanco, de Charro, con brillantes espuelas, ya habia rescatado a la niña, pero la mamà por la alegrìa de que su hija estaba bien y que era imposible que la niña no tuviera ninguna lesiòn unicamente le diò las gracias al señor vestido de Charro, ella nunca pensò que era el sombreron, y el señor contestò que estaba muy hermosa su hija y que ella iba a ser la reina del lugar y sucediò que la niña cuando regresaron al pueblo de Angel Albino, se enfermò y asi cada que regresaban del rancho el provenir la niña se enfermaba, ya que en la rancheria mi hermanita se ponia muy sana, chapeada como dicen los viejitos.

Pero sucediò que de los 8 a los 9 años, el Señor que era el propietario del rancho el porvenir se divorciò de su esposa, provocando que no pudieran viajar como acostumbraban regularmente, lo que provocò que la niña falleciera.

Recuerdo muy bien que ella muriò en la madrugada a eso de las 3 de la mañana, no existìa alumbrado en el pueblo de Angel Albino. Mi Madre entonces me diò un poco de ocote encendido ya que tenia que ir avisar a unas amistades que tenian una casa grande, para que ahi se llevara a cabo la velaciòn, la casa de esas amistades se encontraba a medio kilometro de la mia, pero aproximadamente a los 100 metros me corren unos perros y me obligan a tirarle el ocote que llevaba encendido y continue caminando a oscuras, al llegar a la casa que tenia dos puertas, lleguè a la primera y toquè pero no me escuchaban, cuando observè la siguiente puerta con el reflejo de la luz de un candil que habìa adentro observè que una señora vestida con un traje de bodas, sombrero blanco, espiaba hacia adentro de la casa, yo no sabia que era la tisigua, hasta despues de mucho tiempo. En ese momento me llenè de terror y tomè impulso y empuje la puerta donde estaba tocando y esta se abriò, al mismo tiempo que logrè ver como la mujer que espiaba en la otra puerta saliò rumbo a una ceiba que se encontraba al otro lado de la calle, pero dicha mujer iba flotando y ahi se perdiò.

Durante el entierro sucediò que el ataud al momento de descender a la fosa se sentìa muy liviana y los que la estaban enterrando creian que el cuerpo no estaba dentro y se cercioraron subiendo otra vez el ataud y abriendolo y vieron que en efecto el cuerpo estaba ahi y procedieron otra vez a enterrarla, pero sucediò que nuevamente el ataud se sentìa muy liviano, y volvieron otra vez a cerciorarse, hasta que optaron por enterrarlo.

Este hecho que les platico sucediò cuando yo tenìa como 10 años"

Politica de Privacidad