Playas y esteros


Guardando una diferencia muy significativa con las playas de otros estados del país, conocidas porque en ellas o en sus alrededores se han desarrollado impresionantes complejos turísticos, las playas ubicadas a lo largo de la costa chiapaneca presentan más bien modestas e incluso escasas instalaciones hoteleras, siendo precisamente éste el atractivo primordial para visitarlas, pues pocos son los grupos de turistas que arriban a ellas, permitiendo a sus pocos visitantes, disfrutar de un verdadero encuentro con la naturaleza en su máxima expresión. Las playas de Chiapas son para el turista que quiere disfrutar de una puesta de sol, del vuelo de un ave, de la soledad en un mundo de marcada rusticidad.

Cercano a Tonalá, a 20 kilómetros aproximadamente está Puerto Arista. Sus playas ofrecen a sus visitantes olas altas y doradas arenas, las cuales invitan a sentarse, relajarse y apreciar el singular espectáculo que por las tardes ofrece el astro rey al ocultarse en el horizonte. A tan sólo unos kilómetros de Puerto Arista, el visitante puede llegar a Boca del Cielo, un espectacular espacio donde las verdes aguas del Pacífico y las de los esteros se conjugan para mostrarnos una de las más increíbles creaciones naturales que la costa chiapaneca ofrece: la exuberancia de este lugar, de inmediato invita a recorrer las zonas de manglares, siendo el punto más impactante aquél donde el brazo del mar de Boca del Cielo se une con el mar abierto.

A lo largo de la carretera costera que lleva hacia Tapachula, parten, desde varias localidades como Pijijiapan o Mapastepec, caminos que conducen a varios esteros habitados por diversas aves como garzas. cigüeñas y pelícanos, así como cocodrilos, tlacuaches y algunas especies de los siempre simpáticos monos. zona a la que por fortuna, la mano del hombre no ha llegado aún; estos caminos conducen también a canales bordeados de manglares, hermosas playas vírgenes de aguas a veces tranquilas, a veces inquietas, que una tras otra, se multiplican por la costa, permitiendo a sus visitantes, disfrutar de las bellezas que conforman el territorio meridional de México.

Las Palmas y la barra de Zacapulco con su blanca arena que sofoca al siempre agitado océano Pacífico, son algunos de los lugares que han cobrado importancia en el litoral chiapaneco en lo que al turismo respecta, gracias a la tranquilidad y belleza de la playa, así como a la hospitalidad de la gente, pescadores en su gran mayoría, que habita los alrededores. Varios sitios más de interés se encadenan a lo largo del litoral del Soconusco como Las Brisas del Hueyate y las barras de San Simón y San José, preámbulos de las playas tapachultecas de Puerto Chiapas y las que en la barra de Suchiate, conforman el punto más meridional de México.

Fuente: Chiapas Turista
Foto: Vida Natural en las Costas Chiapanecas

Politica de Privacidad