Antigua Presidencia Municipal de Tuxtla Gutierrez

Tiempo de traslado: 5 minutos Tiempo de recorrido: 10 minutos
De estilo clasificado como "ecléctico neocolonial", este edificio, muy propio de la estética posrevolucionaria, data de 1942 y es una construcción achaflanada, es decir, su portada corta el ángulo recto de la esquina. En él destaca su zaguán labrado y el relieve del escudo de Chiapas sobre el balcón principal. En el futuro albergará la colección del Museo de la Ciudad que mostrará distintos aspectos culturales e históricos. Se asienta a la vera de la Avenida Central, la principal arteria tuxtleca por la cual transcurren hasta la fecha los grandes momentos de alegría, duelo, diversión, frivolidad, descontento y fervor que, hilvanados, tejen la historia cotidiana de la ciudad.

Esta Avenida Central fue alguna vez un tramo del Camino Real, que desde el límite con Oaxaca llegaba hasta Guatemala. Recorrerla es una oportunidad para convivir de cerca con los tuxtlecos, pues es un lugar de reunión y paso acostumbrado.

La Avenida Central es uno de los ejes de la traza colonial en damero que los frailes dominicos le dieron al pueblo de indios zoques de San Marcos Tuxtla en el siglo XVI. Este trazo dividía entonces a la población en cuatro barrios número de gran simbolismo al representar a los cuatro rumbos de la cosmovisión prehispánica alrededor de una ceiba símbolo de los tres niveles del universo y del templo principal. Precisamente la pequeña iglesia de Santo Domingo ocupa el lgar de la antigua capilla de uno de esos cuatro barrios originales junto a San Jacinto, San Miguel (ahora absorbido por El Calvario) y San Andrés. Santo Domingo tiene una interesante fachada popular de ladrillo y estuco con cruces floridas construida en el paso del siglo XTX al XX.

Al sureste de la plaza cívica, el barrio de San Roque (que algunos autores identifican con el antiguo de San Andrés) posee una iglesia moderna que sustituyó a la antigua ermita y que en su interior guarda imaginería de indudable factura popular. San Roque conserva, en gran medida, el carácter de barrio estudiantil que adquirió en la década de los años cuarenta del siglo pasado, cuando allí se edificó el Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas, germen de la educación superior en el estado.La calle Primera Poniente que conduce al mercado viejo, uniendo los templos de Santo Domingo y El Calvario, ha sido desde hace mucho la artería del comercio. Aunque su apariencia actual no lo indique, es de gran importancia para la historia de la ciudad, principalmente por dos motivos: sobre ella estaba la capilla colonial de San Miguel, centro de otro de los barrios primigenios y, a mediados del siglo XX, a ella abría sus puertas la tienda de telas donde algún tiempo despachó el más universal de los tuxtlecos: el poeta mayor Jaime Sabines.

Antigua Presidencia Municipal de Tuxtla Gutierrez

Politica de Privacidad