Parque Central de Tuxtla Gutierrez

Tiempo de recorrido: 20 minutos
Tuxtla Gutiérrez carece de un centro histórico a la manera de otras capitales estatales. Su plaza está, sin embargo, íntimamente ligada a su historia y a la vida de Joaquín Miguel Gutiérrez. Desde el monumento que guarda los restos del prócer chiapaneco, en el extremo norte de la plaza, se abarca uno de los paisajes urbanos más conocidos de la ciudad. El lugar que ahora ocupa el edificio de Correos es otro de los puntos gutierranos, pues allí estuvo la casa donde nació y vivió don Joaquín.

El moderno palacio de gobierno, sede del Poder Ejecutivo del Estado, edificado entre los años 1979 y 1981, es el más importante de los edificios civiles que rodean el parque central. El terreno que ocupa es de gran importancia histórica, pues allí estuvieron la Casa Común o Consistorial de la época colonial y el palacio de gobierno construido a fines del siglo XTX para albergar los poderes recién trasladados desde San Cristóbal de las Casas, la antigua capital.

Ubicado a espaldas de la catedral, el callejón del Sacrificio debió su nombre a que en ese lugar encontró la muerte, a manos de sus enemigos en 1838, Joaquín Miguel Gutiérrez. Allí se han aposentado cafeterías con mesas al aire libre.

Al sur de la catedral, alrededor de un kiosco, crecen varios ejemplares del árbol conocido en lengua zoque como sospó (bombax ellipticum) que en primavera ofrecen unas flores de singular belleza.

Cierra el parque central, en su extremo sur, el edificio del Congreso construido en 1982. El principal atractivo de este edificio seguramente no fue calculado por sus constructores. Se trata de las golondrinas que han hecho del interior de la cúpula su hogar y que en su diario regreso vespertino constituyen un espectáculo.

Politica de Privacidad